Ortodoncia Paso a Paso


Cuando ya se realizaron los estudios pertinentes de cada tratamiento de ortodoncia, el especialista va a a realizar una serie de pasos para lograr el mejor resultado:

 

Colocación del aparato de ortodoncia

Una vez decidido que el aparato de ortodoncia es la mejor opción para el problema dental del paciente y elegido el tratamiento adecuado, la siguiente etapa consiste en la colocación del aparato por parte del dentista.

En primer lugar, un aparato, conocido como retractor de mejillas, se encarga de separar momentaneamente las mejillas para que el ortodoncista pueda trabajar con comodidad al tener los dientes bien visibles. De igual modo, contribuye a que los dientes se mantengan secos para poder adherir los brackets con mayor facilidad.
A continuación, el dentista limpia la pared de los dientes en donde va a trabajar, con la misma finalidad de conseguir que estos se mantengan secos para que los bracket se adhieran perfectamente.

Una vez que se hizo esto, se coloca cemento adhesivo en la parte posterior de los brackets y se los pega en los dientes, más específicamente en la zona exacta por medio de la cual se los moverán para conseguir los resultados deseados. Terminado esto, se remueve el cemento adhesivo sobrante y se procede a colocar los alambres y elásticos que ajustarán los aparatos y, por consiguiente, los dientes.

 

Ajuste de aparatos de ortodoncia

Ya colocados los aparatos de ortodoncia, el paciente debe presentarse periódicamente al consultorio para ajustar sus aparatos. Esto es así, porque las bandas elásticas y alambres que forman parte del aparato de ortodoncia fijo se aflojan o dejan de actuar, impidiendo que los dientes se sigan acomodando.

Sin embargo, esta no es la única razón por la cual el paciente debe visitar a su ortodoncista con periodicidad. Es lógico también que, por la presión que ejerce el aparato fijo, los dientes vayan moviéndose, alineándose de acuerdo a lo planeado. Por este motivo, el dentista debe revisar la dentadura para supervisar los avances conseguidos y modificar la colocación de brackets, alambres y elásticos en caso de que lo crea conveniente. Es de esperar que, una vez colocado el aparato de ortodoncia, los dientes comiencen a moverse a partir de la tercera semana. Como consecuencia de ello, es de esperar que este tipo de actividades sea realizada recién pasado un mes.

Otras razones por las cuales se debe asistir al ortodoncista son el desgaste de los alambres y elásticos, y la higiene. Por un lado, es común que suceda que, luego de un determinado tiempo, sea necesario cambiar alambres y elásticos por unos nuevos. Por otro lado, al retirarse momentáneamente dichos elementos, por lo general se utilizan estas visitas para higienizar adecuadamente la dentadura.

¿Cómo es usar aparatos de ortodoncia?

La utilización de aparatos supone ciertas experiencias nuevas:
Una de ellas suele ser sentir presión en los dientes, algo absolutamente tolerable. Estas situaciones aparecen cuando el ortodoncista coloca el aparato de ortodoncia por primera vez o aquellas oportunidades en las cuales se lo ajusta apropiadamente. Por más que resulte un poco molesto al inicio, es importante saber que esa presión es indicio de que los dientes se están acomodando.

Otra situación particular que se vive con los aparatos puestos es la de mantener un mayor cuidado en lo que respecta a la higiene bucal. Al tenerse puestos aparatos, es probable que muchas veces restos de comida queden enganchados a los brackets. Por esta razón es muy recomendable lavarse los dientes sistemáticamente después de cada comida.

Finalmente, también es importante mantener una dieta adecuada que no haga que los aparatos se estropeen. Puede ocurrir que el comer grandes trozos de alimentos en general o la ingesta de ciertas comidas dañen los alambres y elásticos. En dichos casos, deben tomarse las precauciones pertinentes cortando los alimentos en pedazos pequeños y eligiendo comidas poco duras y que no contengan azúcar ni ácidos.

 

Finalización del tratamiento

Cuando el tiempo de tratamiento concluye y se comprueba que el problema dental está solucionado, se remueven los aparatos de ortodoncia. Este proceso es muy sencillo e indoloro. Se retiran los alambres, los elásticos y los brackets y se remueve el cemento adhesivo.

Una vez que esto sucede, el paciente deberá visitar el consultorio en forma de consulta para verificar los avances de la dentadura. Puede ocurrir que, en ocasiones, el ortodoncista prepare una placa de contención especial que se utilice en determinados momentos del día de manera de consolidar definitivamente la alineación de los dientes. En estos casos, estas placas son personalizadas, hechas específicamente para el paciente.

El objetivo final del tratamiento de ortodoncia es la estabilidad a largo plazo, por eso es fundamental respetar esta ultima fase. Esperamos su consulta para ayudarle a lograr una sonrisa bonita para toda la vida!

Bienvenidos!